El dinero y la pareja

Pareja y dineroAl principio del amor parece inconcebible hablar de dinero: como nos amamos, eso resuelve ya todos los problemas, evitando tener que hablar de las diferencias naturales en asuntos de dinero. Esta tecnica del avestruz producira indudablemente conflictos futuros ante las dificultades de la vida en comun, simplemente por no haber aclarado las cosas.

Todos sabemos que el dinero no da la felicidad pero contribuye a crear las condiciones favorables aumentando las posibilidades de hacer mas cosas juntos.

Si tomamos nuestra vida como una empresa individual, la union con otra persona hara que la entrada de un socio nuevo produzca el 1+1=3!

En una sinergia ideal, evidentemente.

La madurez de la pareja se mide en como se tratan las cuestiones de dinero. Ocuparse del dinero es de adultos.

Y cuando se acaba la epoca de efusion, necesaria para crear la pareja, pero realmente ilusoria: Ah! va a llenar mi vida, es perfecto, me hara feliz para siempre.. y para que la pareja dure hay que diferenciar y hacer convivir: a cada uno individualmente a y la pareja,  y estamos hablamos de tres entidades distintas. Entonces llega la union y la vida en comun puede dar sus mejores frutos.

Como funciona tu pareja en cuanto al dinero?

Quien hace la cuentas? Como se deciden las compras importantes y las compras mas triviales. Cada uno tiene su dinero personal? Hay un proyecto de vida en comun y un plan para financiarlo?

Los tres tipos:

Tipo 1: Los dos son muy gastosos.

Dejandose arrastrar por el principio de disfrute inmediato, en un: me lo merezco todo y me lo merezco inmediatamente, cayendo juntos en un consumismo desenfrenado. Ahi tenemos a dos candidatos perfectos de la carerra de las ratas, y esta inconsciencia puede que se pague un dia.

Tipo 2: Los dos son muy ahorrativos.

El principio aqui es: siempre disfrutar mas tarde, hay que ahorrar e invertir para disfrutar despues. Aqui tenemos a dos candidatos perfectos para llegar a la independencia financiera, siempre que no se caiga en la tacañeria y procurando un equilibrio para el disfrute.

Tipo 3: Uno es ahorrador y el otro gasta mucho.

Y aqui viene el conflicto: Gastar o ahorrar? Vivir al dia o invertir para el dia de manaña? Comprar la marca mas cara o el producto sustituto? Frustraciones, emociones.. en lugar de respuestas objetivas.

Como coordinar las cosas?

Bueno, estos tres tipos son algo exagerados, lo mas seguro es que todos tengamos algo de estos tres tipos. Pero te reconoces en alguno de ellos? Y cuales serian los cambios ideales para mejorar la situacion?

Cuando despues de tener una conversacion profunda sobre el dinero y la vida se tome la decision de enriquecerse en el mas amplio sentido de la palabra.

 

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^