El Impuesto Sobre la Fortuna y el Crecimiento

El primer ministro británico David Cameron ha dicho que sacara la alfombra roja a los empresarios franceses que quieran escapar del impuesto sobre la fortuna, para que paguen sus impuestos en el Reino Unido y asi financien sus escuelas y servicios públicos.

Y es que el ISF (impuesto sobre la fortuna) representa el 75% de cargas fiscales sobre el dinero ganado durante un año, para aquellos considerados como ricos. Por ejemplo, si ganas dos millones de euros a partir del segundo millón el impuesto a pagar es de 750000 euros. Tu habrás ganado 2 millones pero solo tendrás en el bolsillo 1250000 euros.

La respuesta del ministro francés a este comentario es que «confía en el patriotismo de los patrones para que no se marchen del país»

La idea resulta ideológicamente bonita: quitar a los ricos para dar a los pobres, bueno mejor dicho, para darle al estado. A esto lo llama R. Kiyosaki en su libro "Padre rico, Padre pobre" el sindrome de Robin Hood en donde al principio los pobres estan muy contentos porque piensan que solamente los ricos van a pagar mas impuestos, cuando muy pronto diran que no hay suficiente y que todos tendran que pagar mas.

Pero ¿que consecuencias tendría poner en marcha este impuesto sobre la fortuna?

Si esta medida fiscal provoca la fuga del capital entonces se produce un problema serio que podría provocar la destrucción del empleo. Provocaría también el alejamiento de inversores externos y de multinacionales y empresas que escogerían lógicamente otros países en donde pagarían menos impuestos.

Este tipo de propaganda «anti-ricos» tiene muchos seguidores, pero los empleos, las empresas y el patrimonio necesitan el capital.

Lo mejor para el interés común seria crear los mecanismos para asegurar que el capital se quede en el país. Se necesitan ricos para comprar grandes complejos industriales, para no tener que malvender a los extranjeros las empresas nacionales.

La izquierda y la derecha deberían trabajar en común y dejarse de tonterías ideológicas: ni el capitalismo ni el comunismo funcionan, ¿por que nos seguimos dejando engañar?

La deuda para el crecimiento

La deuda para el crecimiento no es buena, el endeudamiento solo beneficia a las entidades financieras que se frotan las manos viendo los que van a ganar, ¡Esto es algo que hay que detener!

Por cierto, el crecimiento es un indicador de que las cosas están bien hechas a nivel económico y no el elemento que impulsa verdaderamente la economía.

El crecimiento viene porque el impulso económico es bueno y no a la inversa. Si la situación económica tiene equilibrio el crecimiento estará ahí también.

Toda esta historia del crecimiento es otra manera mas de engañar a la gente y podemos aprender mucho de todas estas cosas que vemos aparecer en la noticias. Si tu quisieras aumentar tu patrimonio y comprar activos para llegar a la libertad financiera, contraerías deudas?

Eso solo te retrasaría en tu camino, estoy segura de que buscarás el crecimiento de otra manera.

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^