El Temor, Nuestro Amigo Fiel

El temor es el miedo a perder el amor.

De pequeña, cuando no me terminaba el plato de comida me decían: "Termina de comer que si no viene el hombre del saco".

Esta forma de aterrorizar a los pequeños para que hagan cosas tiene su versión en muchos países, pero el temor mas grande de un niño es perder el amor de los mayores.

Y por ese temor de perder el afecto y el amor fui una niña tranquila y obediente. Bueno, ser tranquila forma parte de mi carácter en general, ser obediente, no tanto.

Luego el temor se convirtió en un amigo fiel, que me siguió otras etapas de la vida y esos temores internos se reflejaban en algunos hechos de la vida, como cuando los que te rodean te quieren convencer de que no te lances a hacer algo por miedo a que fracases.

El temor es el miedo al cambio

Y es que es una enfermedad contagiosa, en realidad te aconsejan asi porque son ellos los que tienen miedo, sobre todo miedo a perder la comodidad y no enfrentar nunca ningún cambio ni atreverse a salir de las rutinas establecidas.

El temor es una mentira

Que saben alimentar muy bien los medios de comunicación para que tengas miedo de ti mismo y de tu cuerpo (la enfermedad), miedo de no cobrar la paga de la jubilación (la pobreza), miedo a la guerra, a la violencia..

Pero la mentira mas grande es la del miedo a si mismo, cuando negamos que tenemos miedo, cuando no tomamos la decisión de escucharnos a nosotros mismos y de ver que es lo que realmente necesitamos, de ver si nuestra vida esta en acorde con nuestros deseos mas profundos.

Y preferimos refugiarnos en el trabajo, las compras compulsivas, los estimulantes y que se yo.

El temor es una señal

Y con todo ello el temor tiene un propósito y tiene un mensaje: nos esta diciendo que todas aquellas acciones o pensamientos que provienen del temor no son las acertadas y que algo tiene que cambiar.

Tomar toda la responsabilidad

Es la única respuesta. Ya sabes que el hombre del saco es un invento, ya sabes que la guerra y la violencia existen, ¿pero cuantos asesinatos has visto tu?

Ya sabes que hay personas que viven con menos de lo que necesitan, pero tu eres rico comparado con ellos.

Ya sabes que hay quien lo pasa mal en el trabajo y que alguien podría hacer mejor las cosas: ese alguien eres tu.

Si cambias de empleo, o sales a trabajar para ti mismo, ¿que podría pasarte? Pues que verías que eres tu quien decide por tu vida y que tienes la gran oportunidad de mejorar las cosas.

Tomar una nueva actitud  

¿Y si cambias de actitud?

Supongamos que conoces a una amiga nueva, te sientes bien a su lado, te inspira y cuando la escuchas piensas en que las cosas te van a salir bien.

Esta amiga te ayuda a mirarte directamente con toda la franqueza y la sinceridad del mundo para ver en que tienes que cambiar, te reconforta, te consuela y te apoya.

No darías un paso sin consultar con esta amiga y desde que la tienes te has ido olvidando poco a poco del temor, aquel viejo amigo fiel.

Y tu mundo exterior también va cambiando, va reflejando tu nueva actitud en tu relación con los demas, pues tu amiga te ha dicho que veas menos la televisión y que busques lecturas o películas inspiradoras, que busques el contacto con la naturaleza y que en medio de este mundo te atrevas a crear el tuyo propio, pues tienes todo el derecho a cambiar tu realidad y es todo un placer.

Ya habras adivinado el nombre de tu nueva amiga: es la confianza. Y para tenerla siempre cerca solo se trata de hacer la buena elección a la hora de conversar contigo mismo.

Si todos nos afanásemos por crear un oasis, al final desaparecería el desierto.

¿Con quien conversas tu?

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^