Las Emociones Contagiosas

El ser humano no puede vivir solo, salvo en raras ocasiones que conocemos, como el caso de algunos santos y anacoretas. El fenómeno del ermitaño es un comportamiento aislado y todos buscamos de forma natural la compañía de los demas.

Este deseo innato de asociarse puede satisfacerse con la pertenencia a un grupo político, deportivo, de moda, de negocios, o de empresa, y en situaciones mas personales, en los amigos, la pareja o la familia.

El efecto mimetismo

Cuanto mas unidos nos sentimos a otros, mas nos vamos adaptando y amoldando, para que nos acepten y que todo vaya bien. Esta es una lealtad, adoptada, que pasa por delante de la propia lealtad hacia ti mismo.

Y ahi se produce un efecto de mimetismo en el que tomamos la piel del otro. Esto se observa muy bien en las parejas, por ejemplo: cuando uno tiene mas temperamento que el otro y se altera con mas facilidad enfadándose por razones que para el otro no son importantes.

Y al cabo de cierto tiempo, aquel que es mas tranquilo comienza a copiar las emociones del otro y a reaccionar de la misma manera, cuando esta no es en realidad su condición natural.

Y aquí la buena pregunta es, ¿y por que no al revés, que la persona iracunda hubiera copiado las emociones del que es mas tranquilo?

La reflexión es simple: es porque hay un dominante y un dominado, y el dominado es aquel que toma la decisión, consciente o subconsciente, de someterse al otro.

A esto lo llamo yo relaciones de desequilibrio, porque esta impidiendo el desarrollo de todo el potencial humano que cada uno llevamos dentro.

Claro que mientras tanto hay lecciones que tenemos que aprender y se presentan dos soluciones posibles:

  1. Llegar al equilibrio a base de comunicación y de acuerdos, con las lecciones bien aprendidas.
  2. Estancarse en una situación de frustración, por lo que estaría viviendo la vida del otro, o de explosión constante hasta que llegue la reacción en cadena final y ya solo quede recoger los pedazos.

La cuestión es que si tu eres el frustrado, o el que tiene una actitud mas sumisa, ¿cuanto tiempo vas a estar asi, viviendo la vida del otro?

Solo tu puedes decidirlo y cuando descubras cuales son las creencias que te han llevado a vivir esta situación y las cambies, entonces cambiara también tu realidad.

Recuerda, cuando eres libre es mucho mas fácil andar el camino juntos. Se fiel a ti mismo primero.

¿Que piensas?

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^