Pon Equilibrio en tu Vida, Equilibrio en tus Finanzas

Las costumbres marcan la mayor parte de nuestras vidas. Cada mañana adoptamos la misma rutina a la hora de levantarnos y tomar el cafe, luego tomamos siempre el mismo camino para ir de ir un punto al otro, y también nuestros gestos emocionales se repiten cuando acudimos a las mismas cosas en busca de consuelo en tiempo de problemas.

A menudo, estos hábitos se desarrollan durante un período de tiempo y lo hacen de una manera muy sutil, a tal punto que ni siquiera nos damos cuenta de como se van formando.

Sin embargo, a veces, estos hábitos nos sirven bien cuando están alineados con nuestros intereses, en cambio a veces socavan nuestros mejores esfuerzos y sin que nos demos cuenta de ello.

Es como el enfoque, si enfocamos nuestra energía en ir hacia adelante todo va bien, pero si nos dispersamos en cosas que nos distraen sera como remar con un solo remo e iremos dando vueltas en círculos.

Las cosas importantes de la vida

Posiblemente hayas oido hablar de la fabula del frasco de cristal, las piedras y la arena. Es la historia de un profesor universitario que se presenta su clase con un frasco de vidrio, algunas piedras grandes, algunas piedras pequeñas, un poco de arena y una taza de café y les pide a los alumnos que coloquen todos los elementos dentro de la jarra.

Los alumnos intentan hacer entrar todo en el frasco sin éxito y finalmente le preguntan al profesor cual es la solución.

Primero el profesor toma las piedras grandes y las pone en el frasco. Luego pone las piedras pequeñas, moviendo el recipiente un poco para que se sitúen entre las más grandes. Por último toma la arena y la vierte poco a poco en el frasco, dejando que se deposite entre las piedras grandes y las piedras pequeñas hasta que el frasco está lleno.

Entonces explica a la clase que su idea al llenar la jarra asi es una analogía para lograr el equilibrio. Las piedras grandes son los aspectos realmente importantes de la vida: tu salud, tu familia y tus amigos. Las rocas más pequeñas son las otras cosas en tu vida como tu trabajo o tus aficiones y la arena son todas las demás "cosas pequeñas" y tus posesiones materiales.

Si ponemos la arena en el frasco primero, entonces no hay espacio para las piedras grandes o las pequeñas. Lo mismo se puede aplicar a tu vida, y si vas a gastar todo tu tiempo y energía en la gestión de las "cosas pequeñas" nunca tendrás tiempo para dedicarte a lo que es realmente importante.

Los alumnos absorben el mensaje y entonces uno levanta la mano preguntando, "Profesor, ¿qué pasa con el café?" el profesor sonríe , toma la taza de café y la vierte poco a poco en el frasco donde se empapa en la arena. Entonces mira a la clase y dice: "Esto es para demostrar que siempre hay tiempo para un café con los amigos."

Esta historia me ha hecho reflexionar para ver como podría mejorar mi vida. También he pensado en cómo el mensaje de la historia se podría aplicar para establecer nuestras prioridades financieras.

Mantener nuestra vida en equilibrio puede afectar positivamente a nuestras finanzas.

Equilibrio financiero

La historia hace hincapié en la importancia de centrarse en las grandes rocas primero y después en las piedras pequeñas y luego la arena. Cuando te ocupas de lo que es realmente importante en primer lugar y luego vas formando todo entorno a lo que es realmente esencial es mucho más fácil construir y mantener el equilibrio.

Identificar tu motivación financiera puede ser una herramienta poderosa para mantener el rumbo hacia el logro de tus objetivos y creo que mantener tus prioridades en la vida  puede repercutir positivamente en tu salud financiera.

Cuando tenemos equilibrio financiero tendemos a tener menos estrés financiero, estamos menos propensos salirnos fuera de la pista por algo que se nos ha olvidado y por no tener tiempo para relajarse y disfrutar de la vida que hemos creado con las personas que son más importante para nosotros.

Cuando nuestra vida pierde el equilibrio llevamos más estrés encima y muchas veces nos sentimos culpables por no pasar suficiente tiempo con la familia.

 Tenemos la tendencia a gastar más en comer fuera, trabajamos más, hacemos menos ejercicio y compramos "cosas" extra para nuestra familia para compensar la falta de pasar tiempo con ellos. Todo esto se suma a los gastos, la creación de la tensión financiera y la distracción de nuestras metas financieras. Si no reconocemos este patrón puede convertirse en un hábito y antes de darnos cuenta estamos muy lejos del camino sin ninguna idea real de por qué.

Dar un paso atrás de vez en cuando para volver a evaluar tus prioridades en la vida y tener una mirada objetiva ayuda mucho a ver si tienes tus piedras grandes, tus piedras pequeñas  y la arena en orden, algo que puede ser muy poderoso, tanto para tu vida personal como para tu vida financiera.

No sólo te permite asegurarte de que tus objetivos están en línea con tus prioridades, sino que también te asegura de que estas tomando el tiempo para disfrutar de la vida que estás creando mientras está "en construcción" y no retrasar ese disfrute hasta que termines todo el trabajo.

Es el momento de reflexionar para ver si estas dirigiendo la mayor parte de tu energía en el cuidado de lo que realmente importa.

¿Que piensas?

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^