Los Tres Tipos de Ahorro

¿Cómo administras el dinero? ¿Ahorras dinero cada mes?
"¿Ahorrar? Ya me gustaría a mi, ¡pero no puedo! Empezare a ahorrar dentro de tres meses..."

La mayoría de la gente gana xxxx euros al mes y después: paga la electricidad, el agua, el gas, la compra, los seguros, la tarifa de internet, del teléfono móvil, las salidas, el cine.. y si por fortuna el saldo es positivo entonces ahorra un poco.

Funcionando de esta forma ¡estás enriqueciendo a todo el mundo excepto a ti mismo! Sin embargo ahorrar 1000 euros como fondo de emergencia es necesario para estar tranquilo en lo cotidiano, es el primer paso hacia tu seguridad económica, aunque tengas deudas.

En realidad tendríamos que funcionar al revés, calculando primero los gastos fijos mensuales. ¿Cuánto dinero te queda una vez recibido el sueldo y pagado los gastos fijos? A ese dinero, le sumamos los gastos en diversiones, el cine, los restaurantes, lo que sea. ¿Cuánto dinero te queda ahora? Podrías decir: a mi ya no me queda nada cuando le resto los gastos fijos al sueldo. Eso significa que estás viviendo por encima de tus posibilidades y que el barco está naufragando por algua parte, ahí se impone una vida con más frugalidad, al menos hasta que consigas el control.

Los tres tipos de ahorro

Para establecer un plan de ahorro consistente tienes estos tipos: el ahorro a corto, a medio y a largo plazo.

El ahorro a corto plazo

Este es el ahorro para los imprevistos del estilo: reparación del coche, electrodomésticos, impuestos, vacaciones... Para asegurarte de que tu plan de ahorro funciona automáticamente lo mejor es programar una transferencia mensual a partir de tu cuenta corriente, y si es posible crea una cuenta de ahorro en linea, tendras acceso por Internet y podras controlar tu los movimientos.

Lógicamente la cantidad precisa depende de tu situación personal y profesional, si tienes hijos tendrás que prever cantidades mas altas. El objetivo principal de este ahorro es evitar tener que pedir créditos en caso de necesitar dinero para un gasto inevitable.

El ahorro a medio plazo

Para los objetivos entre 5 y 15 años, por ejemplo dar la entrada para comprarte una vivienda, pagar los estudios de tus hijos, preparar un gran viaje...

El ahorro a largo plazo

El largo plazo representa proyectos de vida de mas de 15 años, como preparar la jubilación, por ejemplo, o mejor aun: tu jubilación anticipada, la independencia financiera. Lo ideal es visualizar estos tres tipos de ahorros como cestas de objetivos.

Siempre tiene que haber dinero en esas cestas respetando el objetivo inicial, no hay que tomar el dinero del proyecto inmobiliario para comprarse un coche, por ejemplo.

Asi que ahorra, aunque sólo sean 20 euros al mes, te servirá para crear el hábito nuevo de guardar dinero para ti, el hábito que algunos llaman pagarse a si mismo primero.


arriba ^