Caballos

Caballos andaluces
que bailan con la musica
que flotan en el aire
que insultan de hermosura,
Caballos campeones
de sangre hirviente
de brillo en el pelaje
de estampa perfecta.
Pero yo vi un dia
caballos salvajes,
feos en el monte,
libres en el viento
sin tener,
que dejarse cepillar
Sin brillar,
su piel al sol,
sin dormir
en establo de cinco estrellas.
Caballos salvajes
Pero sus cuerpos
no tenian marcas
sus montes
no tenian linderos,
y mas que nada y sobretodo
sus almas,
no tenian dueños.
Estos eran llamados bestias,
aquellos pura sangre,
que firmaron un contrato
sobre cuando procrear
como vivir
como controlar
su brio,
sus andares,
su esencia.
Yo no pido un caballo
de muchos octanos,
yo prefiero
una bestia
que decide sobre que hierba
se recuesta cada noche,
a quien amar
que viento cortar
que paisaje contemplar.
Mejor fealdad
que prision de belleza,
que ser conducido por las riendas
de quien te dice
que te quiere amar.
Mejor,
sucumbir con la verdad,
que subsistir por la tristeza,
Y mejor
no ser nunca cabalgado
para encontrar,
una existencia sin limites
una experiencia unica
y una verdad,
sin letra pequeña.

Creado en 2004

Siguiente >


arriba ^