Te Involucras Demasiado en tu Empresa

Muchas personas piensan que si ponen en marcha toda su inteligencia, se toman en serio los objetivos y los valores de la empresa y se involucran a fondo en la acción, van a conseguir resultados excepcionales.

Indudablemente esto es cierto y esta estrategia les permitirá ganar mas dinero o conseguir una promoción, pero esto consume mucha energía.

Se van entregando mas y mas a la vida laboral y hacen de la vida de empresa un credo, de hecho los valores de la empresa van tomando el lugar de los valores humanos y el lugar de la vida familiar, que se degrada.

Entonces comienza a aparecer el estrés negativo, el cansancio, los problemas de salud y la sensación de estar "quemado".

El sistema mental y emocional pagan el precio de la carrera sin fin tras la zanahoria.

Pero, ¿alguna vez se preguntan si la vida es eso?

Todo ese esfuerzo, los años de estudio y preparación y a fin de cuentas están trabajando mas y mas.

¿De que sirve?

¿Quien estará al lado de ellos en su lecho de muerte?  ¿Su jefe? ¿Sus compañeros de trabajo? ¿Sus clientes? Creo sinceramente que les importara un pimiento!

Las relaciones laborales

Las relaciones laborales tienen un aspecto curioso, todo el mundo sigue las reglas de la empresa que pueden ser reglas establecidas o adoptadas por la conducta genérica de la tribu.

Por ejemplo, todos deciden que la maquina del café este en un sitio, que no haya plantas (o que las haya), o que por norma nadie diga en realidad lo que piensa para preservar el "buen ambiente".

Fijaros en las oficinas de Google, todos tienen sobre la mesa de trabajo el mismo adorno.

En la tribu hay favoritos y ovejas negras y si sucede algún evento humano de interés, como una boda o un viaje, todos abren bien las orejas para estar informados.

Si sucede un evento humano menos interesante, como que alguien enferma o que se va de la empresa, escuchan un momento y luego todos cierran bien las orejas para que nada les perturbe su rutina y su buen ambiente.

Puede que también haya equipos con una gran simbiosis que culminen proyectos importantes, gente que se entiende bien y que disfruta avanzando.

En realidad, todo esto tiene poca importancia. Lo que es verdaderamente importante es el hecho de que estas cosas sean las que ocupen la mayoría de tus pensamientos.

¿Te despiertas pensando en lo que sucede en tu tribu laboral? ¿Te acuestas cavilando en las reuniones y proyectos del trabajo, pensando en si vas a llegar a los objetivos?

Cambia tu actitud

Tal vez pienses en cambiar de empleo para acabar con esta situación, pero francamente no pienso que esta sea la solución, puesto que volverás a poner en practica los mismos esquemas y caerás en las mismas rutinas.

La única solución es cambiar de actitud con respecto al trabajo ahora y ponerlo en su justo lugar.

Si recibes una critica, escucha y pon en practica la corrección. Si recibes una buena apreciación di gracias y pasa a otra cosa.

En cualquier caso pon el trabajo en su lugar. Seras mucho mas eficaz y creativo estando en calma, en equilibrio y mirando las cosas en su justa perspectiva.

Ahí puedes encontrar la respuesta que buscabas, la vía real, el camino que tal vez estabas esperando ver.

¿Que piensas?

Deja un comentario

El contenido de este campo es privado y no se mostrara en publico
CAPTCHA
Por favor, confirma que eres humano
Image CAPTCHA
Rellena los caracteres que ves en la imagen.

arriba ^