Transavia, los vuelos mas baratos

¿Cómo utilizar correctamente los buscadores para encontrar los vuelos más baratos?

Gracias al boom de las compañías aéreas low-cost podemos encontrar vuelos a precios muy ecónomicos, pero ¿qué buscador utilizar o cómo encontrar el mejor? Os voy a dar un ejemplo de cómo encontramos el último vuelo, el más barato y con los mejores horarios.

Buscábamos un vuelo Paris-Málaga a través del famoso buscador kayak, en la lista de resultados habíamos localizado los dos vuelos más interesantes en cuanto a precios y horarios pero al día siguiente cuando íbamos a hacer la reserva ya no estaban y todos los vuelos restantes eran más caros. ¿Por qué?

La cookies

Una de las cosas que tienen los navegadores son las cookies que son pequeños ficheritos que se van guardando en tu ordenador. En ellos se registra la información de dónde has estado navegando, pinchando, buscando, comprando... en fin, todo. Es por eso que a veces encontramos el mensaje de aviso "Este sitio utiliza cookies para ofrecerle mejores servicios, etc..." Pues bien, las cookies lo memorizan todo, incluído el precio del vuelo que viste ayer y si lo compras más tarde es posible que haya subido. El cálculo es fácil: "Ah.. ¿ayer lo vio a cien euros? hoy se lo ponemos a ciento siete", y así aumentan el impulso de comprar por miedo a que se vaya a acabar o a que suba el precio aún más.

En concreto lo que puede que haya subido es la comisión que utilizan los intermediarios que facilitan los vuelos, como edream y otros. A éstos hay que evitarlos, te ponen recargos a medida que vas realizando el proceso de compra por muchos detalles, como el utilizar una tarjeta de crédito para pagar que a veces supone una comisión de seis a diez euros de más, gastos de dosier y qué se yo.

Un truco es limpiar las cookies del navegador entre una búsqueda y otra. Si utilizas Firefox, por ejemplo, sólo tienes que ir a Historial > Limpiar historial y en las opciones que se presentan asegúrate de escoger "Cookies". Acepta y luego refresca el navegador utilzando la tecla F5 y busca de nuevo. Ya está, así con la información borrada es cómo si buscaras por primera vez. Este truco vale para otras compras claro, y no se debe olvidar que las cookies también existen en los smartphones y tablets, pero todas se pueden borrar, de hecho conviene hacerlo de cuando en cuando.

Cómo utilizar los buscadores de vuelos

Para utilizar correctamente los buscadores de vuelos hay que tener en cuenta ciertas cosas, por ejemplo que están patrocinados por intermediarios que al poner su comisión van a aumentar el precio de tu vuelo. Si podemos ahorrar dinero y a veces son cantidades sustanciales,  ¿por qué no íbamos a hacerlo? Un euro ahorrado es un euro que trabaja para ti. Entonces ¿cómo utilizarlos?

Buscar con kayak, por ejemplo, te puede dar una idea de los vuelos y los precios disponibles pero no tienes por qué comprar los billetes por ahi. Si en la lista de resultados aparece por ejemplo, easyJet, Ryan Air o Air Europe, lo mejor es ir directamente a la página de la compañía aérea en cuestión y comprar directamente los billetes en ella. Nada impide comparar, es el gesto que más vale, pero para elegir correctamente hay que tener la información.

Si el precio que aparece en el buscador es más barato, la decisión es fácil. Pero hay que tener en cuenta que el precio que aparece no lleva incluido la maleta de cabina, por ejemplo o cualquier otro extra que necesites, por lo que tendrás que pinchar y llegar casi al final, pero sin comprarlo, para saber cuánto costará.

Cómo verás la mejor manera de utilizar un buscador de vuelos es no utilizarlos. Al menos, no para comprar, pero sí para comparar. En todo caso, toma tiempo, unos minutos de más pueden ayudarte a ahorrar unos euros que puedes gastar en lo que te plazca o guardarlos si quieres.

El vuelo más barato

Finalmente el vuelo más barato lo tenía Transavia y Transavia no aparecía en los buscadores. Nos dimos cuenta de que los vuelos de Transavia no aparecían en los resultados de ningún buscador, no comprendo muy bien por qué, pero me alegro de habernos acordado de Transavia. Estuvimos mirando en varios buscadores y Transavia estaba siempre fuera de la lista de resultados de vuelos, así que nos fuimos directamente a la página web de la compañía aérea y el precio final nos salio unos ciento cincuenta euros más barato. ¡Si! Esos ciento cincuenta euros se quedan en nuestro bolsillo para otra cosa.

 


arriba ^